Democracia representativa dinámica: una idea en bruto

12 12 2012
Se suele decir que la democracia (haciendo alusión a la democracia representativa) es el menos malo de los sistemas políticos que ha puesto a prueba la humanidad. La situación actual ha evidenciado que lo de "menos malo", ha pasado de ser un apelativo cariñoso, a un inmerecido piropo. El desgaste de este sistema es cada día más evidente. Y la reciente demostración que ha llevado a cabo el PP de que es posible ganar unas elecciones diciendo "blanco", para luego gobernar haciendo "negro", es un achaque más de esta moribunda democracia.

Desde hace algún tiempo existen propuestas como E-Democracy, que pretenden el uso de las tecnologías de la información para implementar alguna variante de democracia directa. Pero lo cierto es que, al menos hasta el momento, ninguna de ellas ha tenido un grado de apoyo relevante. Las razones pueden ser variadas, pero muchos, entre los que me incluyo, vemos poco factible la idea de que los ciudadanos tengamos que votar todas y cada una de las propuestas llevadas a los distintos órganos, tal y como proponen las variantes más radicales de este sistema.

Por otra parte, si apostamos por una alternativa parcial, en el que sólo se someta a votación una parte de las deciciones, tendríamos un doble problema: mantener vivo el actual modelo de democracia representativa, y a su vez buscar un sistema para determinar qué se vota de forma directa, y qué se delega en los representantes. Este modelo, a primera vista, introduce más problemas de los que resuelve.

Pero, tal vez, en un punto intermedio entre ambos sistemas exista una solución razonable. Tomemos la idea de que existe la tecnología para celebrar elecciones de forma rápida, segura y barata. Esto elimina la barrera que impide incrementar la frecuencia de las mismas. ¿Y si en lugar de para votar las propuestas, usamos este sistema para subscribir o retirar nuestro apoyo a un candidato siempre que queramos?

Esta idea es similar, aunque más conservadora y simple que la democracia líquida. Analicémosla con más detalle:

Prerrequisitos

En el modelo actual, los partidos políticos tienen demasiado peso. Practican el corporativismo sin complejos, tienen intereses propios ajenos a su militancia, defienden a sus protegidos y vigilan que sus nuevos candidatos sean afines a línea marcada por la dirección del partido. En este momento, es posible dirigir el país sin pisar el Congreso, desde un despacho de las calles Génova o Ferraz.

Para que la democracia representativa dinámica sea efectiva, es necesario que los ciudadanos podamos subscribir directamente el apoyo a un candidato, y que éste responda directamente antes sus representados. Y cuando digo responda, lo digo de forma literal. Para poder preservar el apoyo, se verá obligado a prestar atención a la gente. Habrá quien se sirva de las herramientas tradicionales y tenga un equipo de comunicación y los medios de masas a su servicio. Pero también habrá quien pueda lograr un seguimiento, si no igual, al menos sí suficiente, atendiendo directamente las redes sociales y el correo electrónico. Y con el tiempo, la ventaja se situará del lado de éste último.

A su vez, para la elección de los representantes nacionales, es necesario reemplazar la Ley D'Hont por un sistema de estimación directa con circunscripción única.


Características generales del modelo

- Los ciudadanos tendremos a la posibilidad de entregar nuestro a apoyo a un número determinado de representantes, tanto a nivel local, como autonómico y estatal. Podremos verificar y modificar la distribución de dichos apoyos en cualquier momento, haciendo uso de un sistema electrónico.

- Los candidatos registrados, podrán hacer un seguimiento diario del número de apoyos adscritos, así como de la evolución de los mismo.

- Cada cierto intervalo de tiempo (tal vez entre tres y seis meses) se congelarán los apoyos durante uno o más días, y se reconstituirán los órganos de representación de acuerdo a la disposición de dichos apoyos.

- El gobierno se constituirá de la forma tradicional, cada cuatro años y con los votos de los representantes en el Congreso, pero sin necesidad de organizar elecciones para la ocasión. En su lugar, se hará coincidir con alguna iteración del evento comentado en el punto anterior. Obviamente, un gobierno impopular perderá rápidamente el control de las cámaras, aunque seguirá en el ejecutivo.


Características técnicas del modelo

- Para que los ciudadanos podamos verificar nuestros apoyos (lo que, a su vez, sirve como mecanismo para prevenir el fraude), la distribución de los mismos será privada, pero no anónima.

- Para el propósito expuesto en el punto anterior, los ciudadanos tendremos a nuestra disposición, al menos, dos sistemas electrónicos independientes. Una buena opción para ello, posiblemente, sería usar un portal web con autenticación mediante DNI electrónico, y un IVR para móviles (registrando previamente el terminal en una oficina puesta para tal efecto). Este último, además, haría posible que la solución fuera prácticamente universal.

- Los datos fríos estarán protegidos por un cifrado simétrico, cuya clave estará en posesión de agentes técnicos judiciales.

- El hardware estará provisto de mecanismos anti-tampering, y correrá exclusivamente Software Libre (incluídas las aplicaciones diseñadas específicamente para el sistema de voto electrónico). Cada capa de la arquitectura será gestionada de forma independiente, por equipos de organismos o empresas sin relación entre sí.

- Peritos técnicos de partidos políticos y universidades, previo aviso, podrán inspeccionar cualquiera de los sistemas involucrados en el entorno, bajo la supervisión del personal encargado del mantenimiento del mismo.


Una idea que todavía debe ser pulida

Ésta es la teoría básica que podría fundamentar un modelo como el descrito, una democracia representativa dinámica. Obviamente hay muchos aspectos que he pasado por alto, en parte por falta de tiempo, y también por desconocimiento. Si algún especialista en ciencias políticas desea ahondar en profundidad sobre este asunto, puede contar con todo el apoyo y la ayuda que me sea posible brindarle.



Trackbacks


No Trackbacks

Comments

Display comments as (Linear | Threaded)
12 12 2012
#1 Chuso Pérez
Hola, aunque no soy politólogo, te voy a responder con los problemas que encuentro:

- Favorece a las zonas con mayor penetración de las nuevas tecnologías y a los sectores de la población más adaptados a las nuevas tecnologías. Todavía hay zonas a donde no llega la banda ancha y la cobertura de móvil es escasa. La gente de esas zonas tendría que desplazarse para poder votar mientras que la gente que viva en poblaciones desarrolladas podrá hacerlo sin levantarse del sofá, por lo que se estaría favoreciendo el voto en determinadas zonas. Además, hay gente que, aún viviendo en zonas desarrolladas, no están acostumbradas al uso de nuevas tecnologías (gente mayor, por ejemplo) a la que también se estaría excluyendo.

- Fomenta el populismo. A veces es necesario tomar medidas impopulares. Pongamos, por ejemplo, que el reciente recorte en la subida de las pensioens y la eliminación de la paga extra de los funcionarios sean medidas necesarias e ineludibles para la recuperación de la economía (es sólo una hipótesis, no digo que lo sean ni que no lo sean y no me interesa en absoluto ese debate ahora mismo). Ningún político se atervería a tomar unas medidas tan impopulares si se arriesga a que al día siguiente le retiren el apoyo. Viviríamos en una política de campaña electoral permanente. El lado bueno es que las aceras nunca habrían estado en mejor estado ;-)

- Supongo que uno de los objetivos de la propuesta es regenerar la clase política premiando a los políticos más honrados, competentes y trabajadores y castigar a los que no lo son. Pero es que a esos políticos los hemos puesto ahí los votantes. ¿Cuántas veces hemos visto políticos imputados por corrupción que son reelegidos incluso con mayoría absoluta? ¿Cuántas veces hemos sentido vergüenza o indignación ante los debates que se llevan a cabo en el Congreso en el que el objetivo es descalificar al contrario en vez de debatir la propuesta presentada? ¿Cuántas veces un político mejor preparado que es derrotado porque no es carismático, sonríe poco o no es tan guapo como el otro? ¿A cuánta gente conoces que haya leído el programa electoral del partido al que votó? No es un sistema perverso el que elige a esos políticos, son los votantes. ¿Qué nos hace pensar que al cambiar el sistema de voto cambiará la forma de votar de la gente y en vez de votar al político más simpático (aún cuando es el más corrupto o el más incompetente) votarán al que tenga un mejor programa? No veo una solución fácil para este problema, la verdad.

En un mundo ideal en el que la tecnología fuese accesible para todo el mundo y la gente se interesara realmente por la política, creo que tu propuesta sí sería más justa, pero por desgracia vivimos en el mundo real.
12 12 2012
#1.1 Sergio Lopez
Gracias por tus aportaciones, Chuso. Te doy mi opinión al respecto:

- Si no me falla la memoria, la penetración del mercado móvil está por encima del 98% de la población, y subiendo. Teniendo en cuenta que un cambio como éste no se hará efectivo ni mañana ni pasado, creo que es seguro asumir que para entonces el porcentaje de población sin móvil será tan minoritario, que se podría disponer de un servicio específico para que dichas personas no quedasen excluídas. Por supuesto, habría que dar formación para que el público general conociera bien el funcionamiento del sistema, aunque te puedo asegurar que sería bastante más sencillo que hacer la declaración de IRPF a la que todos estamos obligados ;-)

- Es cierto que, a veces, es necesario tomar medidas impopulares. En mi opinión, este sistema obligaría a los representantes a defender de forma extensa, con argumentos sólidos y datos objetivos, la necesidad de tomar medidas de este tipo. Lo que me parece inaceptable es lo que hacen ahora, limitarse decir que "es necesario" y "por nuestro bien", sin dar más explicaciones, como si fuéramos idiotas.

- Ciertamente, este sistema no solventa el problema del voto no formado. De hecho, creo que eso sólo se puede arreglar con un mejor sistema educativo. Aún con todo, la DRD invita al ciudadano a implicarse más en la política, y al político a acercarse más al ciudadano, por lo que creo, sinceramente, que aceleraría el proceso educativo y aumentaría el número de personas concienciadas. Por otra parte, también quedaría minimizado el problema del "voto al partido", que le hace mucho daño a esta democracia. Finalmente, las regiones con mejor criterio a la hora de escoger sus representantes, se verán recompensadas con el tiempo, por lo que es de esperar una forma implícita de "selección natural".

Los riesgos que comentas son ciertos, pero en su mayoría se deben a la escasa participación de la ciudadanía en la política. Pero yo creo que ese problema es circular, la gente participa poco porque el sistema es ineficiente, y el sistema es ineficiente porque la gente participa poco. Si rompemos el ciclo, con un sistema rico en interacciones, es posible que se solventen ambos problemas.

Un saludo!
16 03 2013
#1.1.1 Claudio
Hola Sergio, ya somos dos construyendo la DRD, sí, tal como lo lees, sucede que hace ya un tiempo le vengo dando vueltas a esta idea de encontrar un punto intermedio entre la DR y la DD, bueno y tratando de desarrollar esta "Idea en Bruto" es que me puse a la tarea de aprender un poco más sobre la historia de la Democracia y sobre sus diferentes formas imperantes en la actualidad. Se me ocurrió entonces la idea de que una Democracia Representativa Dinámica sería una buena propuesta alternativa a un sistema decadente como es la DR y fue entonces que le puse nombre pero, fue entonces también que pensé en que quizás la idea de la DRD ya había sido pensada por otro y que tal vez incluso ya existía un movimiento relativamente masivo, fue entonces que busqué alguna referencia de "democracia representativa dinámica" en google y me encontré con tu blog.
Y nada, te envío felicitaciones por haber tenido tan brillante idea XD
Espero que podamos compartir más ideas al respecto y si conoces de más gente que vaya por el mismo camino... quizás es el comienzo del algo que en algún futuro, no muy lejano espero, dará sus frutos.
Un abrazo desde Chile
Claudio

Add Comment


Enclosing asterisks marks text as bold (*word*), underscore are made via _word_.
Standard emoticons like :-) and ;-) are converted to images.

To prevent automated Bots from commentspamming, please enter the string you see in the image below in the appropriate input box. Your comment will only be submitted if the strings match. Please ensure that your browser supports and accepts cookies, or your comment cannot be verified correctly.
CAPTCHA